ICIFC´S LANGUAGE SYSTEM

Aprende una segunda lengua en poco tiempo, fácil y de forma natural

cursos-online.jpg

 Inglés

Portugués

Chino mandarín

¿Qué es el ICIFC'S LANGUAGE SYSTEM?

Es un efectivo y novedoso método para el aprendizaje de cualquier idioma diseñado a partir de experiencias exitosas y de los resultados de varios estudios realizados por la Fundación ICIFC, en los que se analizaron las causas por las cuales, el sistema de instrucción pública de la República Dominicana no produce Bachilleres bilingües;  no obstante el énfasis que hace el modelo educativo a favor de la enseñanza de una segunda y tercera lengua: Inglés y Francés.

Nuestro sistema se basa en la observación, la interacción, la necesidad objetiva de la comprensión y el contexto vital, entendidos como los escenarios esenciales para la audición efectiva y el habla. La gramática asume un rol complementario en principio, y por tanto no constituye la vía primaria para la enseñanza del idioma meta.

Ingles. 03.jpg
Comenzar en Chino Mandarín
Comenzar en Portugués

Este modelo de enseñanza se sustenta en la recreación de escenarios interactivos que representan la realidad vital en la que se desenvuelve un ser humano, a quien la necesidad de la comunicación lo motiva de forma natural a tener que escuchar, comprender y repetir el lenguaje que utilizan los demás al describir objetos y fenómenos; o al tener que comunicar sus sentimientos, expectativas e inquietudes. Priorizamos y fomentamos al máximo la interacción oral en la lengua meta, generando en los participantes necesidades reales de comunicación e información que fluyen y se satisfacen de manera espontánea.

 

Este sistema aborda el tecnicismo gramatical propio de todos los idiomas, solo en la medida de lo necesario para garantizar la formación integral del participante cuando éste haya alcanzado las competencias suficientes en audición, comprensión, pronunciación, lectura y escritura.

Clase de ingles.jpg

 Modelo colaborativo de aprendizaje.

 

Aplicamos una estrategia de interacción horizontal y dinámica entre participantes y docentes, en la que todos concurren al proceso de forma espontánea y colaborativa hasta que el colectivo alcance las competencias y destrezas que se persiguen en cada lección. Fomentamos la confianza entre los miembros del grupo, como presupuesto subjetivo fundamental para el trabajo colaborativo. Motivamos e inducimos a cada uno de los participantes a asumir un compromiso consigo mismo y con el grupo, sin necesidad de recurrir a la persecución de metas formales fatales, en términos de tiempo o de programación curricular. Nuestro modelo favorece la retroalimentación permanente y la autoevaluación, evitando las tradicionales técnicas de medición disciplinantes que provoquen presiones psicológicas o angustias individuales antipedagógicas.